"Todos los músicos están tristes"

En la sala de estar de beeslab tenemos un mueble dedicado a libros para niños con cuentos sobre música. Aquí los niños pueden encontrar un momento de tranquilidad y diversión antes de entrar a clase.... a rendir al máxino! 

Pues bien, la entrada de este blog "todos los músicos están tristes", se refiere al comentario que hizo la semana pasada una alumna de violín de 7 años al hojear un libro con ilustraciones que habla sobre la orquesta. Y... tiene toda la razón.... vaya caras! Vosotros mismos lo podéis observar.  Todo ello me hizo pensar que

1. La alumna no está acostumbrada a ver caras tristes al tocar el violín (alivio total... jeje)
2. Sí que tocar el violín requiere estar concentrado en muchas ocasiones, pero, estar concentrado requiere poner cara triste?... o muy seria...
3. Por lo tanto... se puede estar con cara alegre (sintiendo alegría, sin forzar la emoción) y concentrado? En mi experiencia creo que sí que es posible, pero creo que no es un estado al 100% afín a la concentración.


Cuantas buenas reflexiones nos brindan los niñ@s con sus observaciones. Una mirada siempre nueva hacia las cosas.... es un regalo vital.


Un mensaje de amor

Qué mejor época que las navidades para hablar del amor en la familia y de los vínculos entre padres e hijos.
Acabo de leer un fragmento inspirador sobre este tema en el libro "Dare to discipline" de James Dobson.

Lo comparto con vosotr@s y os deseo unas felices fiestas, esperando que estéis disfrutando de la compañía de todos los que amáis.

"Recomiendo un principio bien sencillo para criar a niños sanos y responsables: cuando muestren una actitud desafiante, gana de manera decisiva. Cuando pregunten "quién manda aquí" (porque será lo que estén preguntando...), espera a que estén tranquilos, y verás cómo su verdadera pregunta será "quién me ama".
Entonces toma a tu hij@ en brazos y muestra todo el amor y afecto que sientes. Trátale con respeto y dignidad, y espera lo mismo por su parte. En este momento sentirás los verdaderos beneficios de una maternidad, de una paternidad competente"

Reshma Saujani; enseñar a ser valiente, no a ser perfecto

Hoy os dejo esta TED talk de Reshma Saujani, que nos habla de un déficit más preocupante que el económico; el déficit de la valentía. Este déficit a demás es aún mayor en las niñas, ya que la sociedad suele mostrar niñas perfectas y niños valientes.
Se trata de enfrentarse a los retos sin miedo, con perseverancia y sin miedo a la imperfección.
Una reflexión que sin duda merece la pena.


Rita Pierson: los niños no aprenden de los adultos que no les gustan



En las Ted talks Rita Pierson, profesora durante durante 40 años, nos inspira como adultos que podemos marcar la diferencia en la vida de los niños. Nos insta a que mantengamos relaciones significativas, a que les enseñemos sin importar las circustancias y a que nunca nos rindamos; en definitiva a que aspiremos a que los niños lleguen a ser lo mejor a lo que puedan llegar a ser.

En este enlace podéis escuchar esta charla. Merece la pena!

Consideraciones críticas de María Montessori

Este verano me he embarcado en la lectura de "El método Montessori" escrito por la propia María Montessori.
Ya conocía por ejemplo algunos materiales que se utilizan en el aprendizaje, o algunas bases en las que se sustenta como la libertad en el aprendizaje o el "aprender haciendo", pero realmente me ha sorprendido la visión tan lúcida de la enseñanza, ya en 1912, y totalmente aplicable el sistema educativo actual (desafortunadamente).


Me gustaría compartir con vosotros un fragmento.

Resultado de imagen de maria montessori joven"El castigo real del hombre corriente es la pérdida de la consciencia de su poder individual y de su grandeza, las cuales son las fuentes de su vida interior (...) y en la educación de hoy en día los niños son retenidos en los colegios, sus instrumentos de aprendizaje restringidos, su cuerpo degradado a la inmovilidad de un pupitre al igual que su espíritu, mediante premios y castigos. ¿Debe ser el objetivo reducirlos a la disciplina de la inmovilidad y el silencio?... y conducirles... ¿dónde? Demasiado frecuentemente hacia ningún sitio. Frecuentemente la educación de los niños consiste en verter sobre su inteligencia contenidos intelectuales de los programas escolares. Y generalmente estos programas han sido elaborados por un departamento oficial y su uso impuesto por ley sobre el profesor y sobre el alumno. Ah, ante esta falta de respeto hacia la vida que está creciendo en los niños se supone que debemos agachar la cabeza y ocultar nuestra vergüenza.
(Giuseppe) Sergi dijo que hoy se impone una urgente necesidad hacia nuestra sociedad: la reconstrucción de los métodos educativos y en la instrucción de profesores, y el que luche por esta causa lucha por la regeneración humana"

Como profesora Suzuki, que sigue un modelo de enseñanza individualizado, respetuoso, positivo con el alumno e inclusivo con las familias, me emociona leer estas líneas. Es la pasión con la que otras personas han trabajado y hecho evolucionar sus disciplinas las que realmente han hecho crecer al ser humano y a la humanidad, y, sobretodo, han hecho personas felices. Por otra parte me entristece que 100 años después de las reflexiones de María Montessori todavía el sistema educativo público tenga tantas similitudes al que describe.

Pienso que se hace camino al andar, y que como dijo Shinichi Suzuki "el hombre es hijo de su entorno"; seamos pues el entorno de muchas familias y sigamos evolucionando como personas y como profesionales hasta lograr un gran objetivo: un gran entorno en libertad y verdadera calidad de enseñanza.

La comunicación con l@s niñ@s (I)

L@s niñ@s deben sentirse entendidos y respetados siempre. 

En mi experiencia como profesora Suzuki pongo en práctica diariamente diferentes herramientas comunicativas que me han resultado muy prácticas a la hora de transmitir conocimiento de una manera eficiente, humana y respetuosa con el alumn@.
Me gustaría compartirlas con vosotros, así que os dejo la primera entrada!

En mi opinión el respeto y el entendimiento mutuo deben ser la base en la que se debe fundamentar cualquier relación, ya sea pedagógica o personal. Y ciertamente creo que el momento más importante para fundamentarlos es el comienzo de la clase.
Son esos pocos minutos de conexión personal que se pueden crear fácilmente con observaciones sobre

- el estado de ánimo: que content@ se te ve hoy!
- alguna ropa especial o juguete que lleve en el día:
esa camiseta de super héroes es chulísima... cual es tu favorito?
ese muñeco parece uno de tus favoritos ... quizás podría sentarse aquí a escucharte hoy
- cómo ha ido la semana:
seguro que esta semana has practicado unos cuantos días!

Sea la respuesta negativa o positiva me da la oportunidad de mostrar a los alumn@s interés por ellos, e incluso que nosotros también somos humanos y podemos pasar un mal día sin que por ello suponga hacer una mala clase. Tengo una anécdota bastante ilustrativa al respecto:

- Profe: hoy se te ve cansado ... día duro?
- Alumno: sí, papá me ha traído corriendo del cole a la clase de violín.... como siempre!
- Profe (intentando no reir demasiado): vaya! llevamos vidas muy ocupadas... pero ya estáis aquí y lo pasaremos muy bien! Cómo ha ido la práctica esta semana?
- Padre /alumno: no hemos podido practicar. Hemos estado con fiebre tres días y los otros ha sido imposible esta semana
- Profe: bueno! eso significa que esta clase hemos de recordar muy bien lo que aprendimos la semana pasada. Seguro que lo haremos genial. No me extraña que estés cansad@! Ha sido una semana dura. La semana que viene será mejor.

Es fácil comenzar bien una clase cuando todo ha ido bien, pero no olvidemos que mostrar comprensión y apoyo en los momentos difíciles es lo que marcará realmente la diferencia en el desarrollo del niñ@, tanto académico como personal. Estas son las verdaderas oportunidades para que padres y profesores trabajen en equipo, para convertir los contratiempos en pasos hacia una buena experiencia pedagógica y vital.

Al fin y al cabo nosotros, los adultos, somos los que decidimos y enseñamos a los más pequeños que tipo de actitudes queremos tener ante la vida.

Tocar el violín; expresarse musicalmente

Muchas veces cuando los alumn@s comienzan a tocar el violín pueden imaginarse fácilmente manteniendo la posición de arco y violín o leyendo una partitura. Sin embargo es una gran sorpresa para la mayoría descubrir la capacidad que hay en ellos de hacer música. 

Con un material tan modesto como cuatro notas (las cuatro cuerdas al aire del violín) y el acompañamiento de un piano podemos interpretar una verdadera pieza musical, y sorprendemos a nosotros mismos haciendo música. Este momento es uno de mis preferidos; ojos brillantes de emoción, sonrisas, ganas de seguir tocando y descubriendo. Y creo que en gran parte esta reacción se debe a un autodescubrimiento, a algo que ha emergido, algo en esencia conocido pero en una nueva forma; la música.

Y es que a veces una sucesión de notas que forman una melodía o un conjunto de notas que forman una armonía nos transportan a una sensación o a una vivencia muy concreta, y redescubrimos rincones en nosotros mismos olvidados, lo que nos da una gran alegría.


Y esta exploración continúa cuando trabajamos el sonido y unimos esa experiencia sonora a la experiencia corporal; sí, tocamos el violín con nuestro cuerpo, y si está relajado y unido a nuestra mente también se expresa y le escuchamos.

Por todo ello tocar el violín no sólo es un ejercicio de desarrollo intelectual, sino toda una experiencia global que nos invita a conocernos y expresarnos de manera muy intensa y concreta, en un tiempo totalmente presente y fugaz.

Es una experiencia vital y creativa que en mi opinión merece ser explorada, al menos una vez en la vida!  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...